lunes, 22 de mayo de 2017

KALILINUX

Kali Linux 

El mantenimiento de la seguridad de tus redes y sistemas requiere de herramientas específicas para monitorizarlas. Con Kali Linux tendrás las mejores herramientas al alcance de tu mano y agrupadas en una sola distribución GNU/Linux desde la que podrás poner a prueba tus sistemas informáticos.
Qué es Kali Linux y qué puedes hacer con él

1: Kali Linux: Una distro especializada

Si algo bueno tienen las distribuciones GNU/Linux es que puedes adaptarlas para obtener un conjunto de herramientas orientadas a una tarea específica o, por el contrario, crear una distro para un uso generalista.
De ese modo, puedes encontrar algunas distros en las que podrás realizar cualquier tarea habitual como escuchar música, reproducir archivos de vídeo o editar documentos, sin necesidad de instalar ningún paquete de software adicional.
Por otro lado, las distros especializadas están orientadas a un uso mucho más concreto, en las que podrás encontrar distros especialmente concebidas para su utilización en la edición de música, en la programación o, como es el caso de Kali Linux, en tareas relacionadas con la seguridad informática.
Kali Linux es la versión actualizada y optimizada de la distro BackTrack desarrollada por Offensive Security, que durante sus siete años de vida ganó un gran número de seguidores.
Estos mismos desarrolladores han sido los creadores de la nueva versión de la distro basada en Debian, en lugar de estarlo en Ubuntu como sucedía con BackTrack, que tiene como objetivo principal facilitar las mejores herramientas para la auditoría de redes y seguridad informática en general.

2: Kali Linux no está en el lado oscuro

Kali Linux está concebida como herramienta para tareas de análisis forense.
Muy probablemente, al leer que se trata de una distro dedicada específicamente a ofrecer las mejores herramientas para la seguridad informática y la auditoría de redes, habrás pensado que es la herramienta perfecta para hackers.
Efectivamente, Kali Linux es la herramienta perfecta para hackers, que buscan (y encuentran) los límites y fisuras en la seguridad de las redes y sistemas informáticos. Pero eso no tiene por qué estar orientado a cometer actos ilegales, ya que ser hacker no está vinculado a la ciberdelincuencia, aunque algunos puedan dedicarse a utilizar sus conocimientos para cometer delitos.
De hecho, está concebida como herramienta para tareas de análisis forense, con la que descubrir por dónde ha sido atacado un sistema informático y encontrar posibles rastros de su atacante.
La filosofía sobre la que se asienta Kali Linux es su utilización y desarrollo con fines educativos y éticos, con los que poder explorar las debilidades en la seguridad de las redes y sistemas para construir un Internet más seguro para todos.

3: Caja de herramientas completa

Una de las principales virtudes de Kali Linux son las más de 300 herramientas y aplicaciones relacionadas con la seguridad informática que incluye esta distribución, destacando algunas tan conocidas como Nmap, que permite escanear los puertos de un sistema, el crackeador de contraseñas Jack the Ripper o la suite Aircrack-ng para comprobar la seguridad de las redes inalámbricas.
Una de las principales virtudes de Kali Linux son las más de 300 herramientas y aplicaciones relacionadas con la seguridad informática que incluye esta distribución.
En esta página web encontrarás un listado con todas las herramientas de seguridad que incluye Kali Linux, perfectamente catalogadas en los distintos ámbitos de la seguridad informática.
Además de las aplicaciones que están incluidas en Kali Linux, esta distribución ofrece soporte para un gran abanico de dispositivos inalámbricos con los que trabajar, así como una amplia variedad de plataformas como ARM, Raspberry Pi, Chromebook, etc.
Nace la Asociación Nacional de Hackers Éticos

4: Instala y prueba Kali Linux

Puedes usar Kali Linux desde un Live USB como cualquier otra distro Linux y arrancarla desde un USB con las distintas ISOs adaptadas para cada una de las plataformas, instalarla en una máquina virtual utilizando alguna de las imágenes preparadas para usarse en VirtualBox o VMWare, o instalarlo de una forma fija en una partición de tu disco duro desde un disco de instalación.
Una de las formas más sencillas para probar Kali Linux es utilizar una de las imágenes preconfiguradas que permiten usar Kali Linux como una máquina virtual.
Sea cual sea tu elección, lo que sí te recomendamos por tu propia seguridad, es no descargar Kali Linux de ningún sitio que no sea su página oficial.

5: Qué puedes hacer con Kali Linux

Como ya hemos comentado, Kali Linux es una distribución orientada a la seguridad informática, por lo que con ella podrás ejecutar todo tipo de herramientas con las que poner a prueba la seguridad de tus sistemas y redes.
Esto no significa que al ejecutar Kali Linux en tu ordenador vaya a aparecer un gran botón en el centro de la pantalla con el que tu ordenador se convierte en una máquina de esquivar sistemas de seguridad.
Para exprimir al máximo Kali Linux tendrás que aprender a utilizar cada una de las herramientas que necesites .
Para exprimir al máximo Kali Linux tendrás que aprender a utilizar cada una de las herramientas que necesites y eso es algo tan amplio que existen carreras universitarias basadas en ello.
Por suerte, la cantidad de documentación y foros de soporte con los que cuenta Kali Linux es enorme y podrás encontrar respuesta para cualquier duda o problema que te surja al utilizar las herramientas incluidas en Kali Linux.
Richard Stallman a la RAE: corregir la definición de hacker

6: Primeros pasos con Kali Linux

Una de las formas más sencillas para probar Kali Linux es utilizar una de las imágenes preconfiguradas que permiten usar Kali Linux como una máquina virtual.
Este formato de Kali Linux está preparado para usarse desde el primer momento y para su uso se suponen una serie de conocimientos previos, por lo que el sistema ya tiene preconfigurada una cuenta de superusuario (root) desde el que iniciar la sesión.
Para acceder a esta cuenta, introduce root como usuario y la misma palabra al revés como contraseña. Es decir, toor.
Este formato de Kali Linux está preparado para usarse desde el primer momento y para su uso se suponen una serie de conocimientos previos.
Una vez accedes a la sesión de Kali Linux, puedes modificar el idioma de la interfaz haciendo clic sobre las opciones de encendido que encontrarás en la esquina superior derecha de la pantalla y pulsando sobre el icono de Todas las configuraciones que encontrarás en la parte inferior izquierda del cuadro desplegable.
En el cuadro de Todas las configuraciones, accede a Región e idioma y añade un nuevo idioma para luego usarlo como idioma predeterminado. Necesitarás reiniciar la sesión para que se aplique el cambio de idioma.
Como en tantas otras distros Linux, en los menús de Aplicaciones encontrarás todas las herramientas y aplicaciones disponibles en Kali Linux
Como en tantas otras distros Linux, en los menús de Aplicaciones encontrarás, perfectamente clasificadas en categorías, todas las herramientas y aplicaciones disponibles en Kali Linux.
Además, también dispones de una barra lateral en la que encontrarás algunas de las herramientas más utilizadas, y que podrás personalizar a tu gusto para añadir otras herramientas.
Para cazar un hacker... déjalo entrar y tiéndele una trampa

7: Graba tu pantalla en Kali Linux.

Entre otras herramientas, Kali Linux integra un sistema de captura en vídeo de tu escritorio, de forma que podrás capturar en vídeo todo cuanto suceda en tu pantalla.
Para activar este sistema de captura, solo tendrás que hacer clic sobre el icono de la cámara que encontrarás en la barra superior y pulsar en Start Recording para comenzar la grabación y repetir la operación para detener la grabación.
Graba tu pantalla en Kali Linux.