viernes, 10 de abril de 2015

IMPRESORAS

Olvídate de las impresoras 3D, lo nuevo es la impresión 4D


Mientras nosotros, los simples mortales, nos maravillábamos con las impresoras 3D y todas las impresionantes cosas que se podía hacer con ellas, en algún lugar del mundo, un ser superior ya estaba pensando en las impresoras 4D
Si, es posible: la impresión en cuatro dimensiones ya es una realidad. ¿Estás impresionado? Nosotros también. Vamos a ver de qué se trata. 

¿Cómo funciona la impresión 4D? 

Básicamente se trata de crear objetos inteligentes gracias a una impresora 3D tradicional. Es decir, el secreto de la impresión 4D no es la impresora, sino el material con que se imprime. Los científicos lograron formular un material sintético capaz de ser programado para cambiar de forma al pasar de un ambiente a otro. 
En principio se trata de diseños tridimensionales hechos en un material que fue programado para cambiar de forma al ser mojado con agua. Por ejemplo, se puede crear una simple plancha rectangular que al ser sumergida en agua se transforme en una caja, o se pueden crear cañerías plásticas "programadas" para expandirse en función del caudal de agua o repararse a sí mismas si se rompen. 
Los materiales expansibles no son algo del todo nuevo. Siempre se ha conocido la existencia de materiales que cambian en función de las condiciones ambientales que lo rodean como temperatura, presión o humedad. 
Lo verdaderamente novedoso es poder imprimirlos con una impresora 3D. En el video anterior vemos como los materiales, sin tener ningún tipo de microchip ni motor, pueden ser programados para transformarse a sí mismos bajo determinadas condiciones. 
La impresión en 4D puede ser un método revolucionario que cambie la forma en que se conciben desde las obras más importantes de arquitectura e ingeniería hasta las más pequeñas y cotidianas necesidades domésticas. 
Nuestro mundo cambia de forma cada vez más veloz y dramática y es necesario que, en adelante, los objetos que fabricamos y los edificios que construimos sean más fácilmente adaptables a los cambios.