domingo, 15 de junio de 2014

MUNDIAL


Brazuca, pelota de laboratorio.
El Mundial de Fútbol es una referencia obligada para comprender de manera rápida y sintética el momento histórico del mundo en cada época; en el año 2014, entonces, no es extraño que los avances científicos y tecnológicos marquen esta competición, llegando a afectar a su alma, su único elemento totalmente imprescindible: la pelota. La Brazuca, balón oficial de la Copa Mundial de la FIFA, es el más estable de la historia: apenas se desvía de su trayectoria en vuelo. Esto, según el Instituto de Salud y Ciencias del Deporte de la Universidad de Tsukuba, Japón, se debe a su construcción de seis paneles, que la diferencia de las pelotas tradicionales, que cuentan con 32 paneles pentagonales y hexagonales, y las más modernas de 14 y 8 penales.

Los investigadores han analizado el diseño de Brazuca mediante túneles de viento, con la ayuda de un robot para golpear balones, y así han concluido que sus características aerodinámicas convierten la trayectoria de su vuelo en la más estable que se haya conocido hasta hoy. La pelota Jabulani, por ejemplo, utilizada en el mundial pasado, jugado en Sudáfrica en 2010, había sido desarrollada con 8 paneles y según la prueba realizada recientemente, era menos estable que las tradicionales que contaban con 32. Aquella pelota fue bastante discutida por los propios jugadores que la utilizaron. Es decir que recién ahora se ha encontrado la cantidad perfecta de paneles en una pelota, cuya orientación y fricción modifican la resistencia aérea. Esto no significa que el futuro no pueda deparar mejores balones: a la perfección en cuanto a paneles se pueden añadir diferencias respecto de la rugosidad y el material de su superficie.



1. Exoesqueleto en la patada inicial:

Aunque no está propiamente dentro de los partidos, será un detalle que recordaremos. La patada inicial es uno de los momentos más emotivos del Mundial, pues una persona se acerca en silla de ruedas al centro del campo, se pone de pie y patea el primer balón de Brasil 2014, gracias a la tecnología Walk Again, un exoesqueleto controlado por la mente y que potencialmente podría regresar el movimiento a personas discapacitadas.

2. La Brazuca:

La pelota del mundial es la más probada de toda la historia: máquinas, jugadores profesionales y científicos le han dado el visto bueno.

Sus seis paneles y la superficie rugosa harán que el Brazuca se comporte de la mejor manera posible dentro del terreno de juego. Adicionalmente, Adidas creó el BrazuCam, un balón promocional con seis cámaras que ha recorrido el mundo a los pies de los mejores jugadores de futbol.

3. Sensores para evitar goles fantasmas:

Esta es la más importante de Brasil 2014, y determinará si en realidad el balón cruzó la línea de meta. Gracias a la empresa GoalControl GmbH, se instalaron 14 cámaras especiales en cada uno de los estadios. Estas cámaras tienen una precisión exacta para ver, instantáneamente, si el balón cruzó la línea, para luego enviar una señal al reloj que cada árbitro tendrá.

4. Las nuevas zapatillas:

Nike presenta una nueva tecnología en zapatos que cambiará el mundo. La tecnología Flyknit, ligera y resistente, al mismo tiempo que se adapta perfectamente al pie. La idea de la empresa es crear un zapato firme en las zonas del pie que deben ser protegidas; y flexible en las zonas que requieren movimiento. El resultado es un zapato que entra al pie como si fuese un guante. Estrellas como Alexis Sánchez, Sergio Busquets, Iniesta o Cristiano Ronaldo tendrán esta tecnología.

5. Segunda pantalla:

La red tendrá un impacto único en la manera en que veremos este mundial. En parte porque podremos ver los partidos en nuestros dispositivos móviles, pero principalmente por lo que los expertos en medios han dado en llamar “la segunda pantalla“. En efecto, los anunciantes de este Mundial sabrán que un hashtag durante un partido será tan importante como un comercial televisivo de treinta segundos. Los aficionados estaremos hiperconectados en cada juego, y los publicistas intentarán aprovechar esto al máximo.