domingo, 20 de julio de 2014

MAINBOARDS



Imagen de artículo de Geektopía.es

Las mejores placas base 

 Asus Rampage Black Edition IV

Para la generación Intel Haswell las placas base Asus suelen dar mejores resultados (o reciben mejores comentarios) si somos de los que trastean con la BIOS/UEFI. El chipset (que normalmente lo ponen en el nombre de la placa) va a definir las conectividades de la placa así como su "orientación" de uso normal , gaming, overcloking, o más habitual un modelo mixto overclocking/gaming.

La diferencia entre una placa normal y otra de overclocking está en la calidad de sus componentes (condensadores, resistencia a interferencias, etc.) para permitir el objetivo de realizar aumentos de frecuencia estables a procesador y memoria. Suelen ser placas que se venden a partir de los 80-90 dolares.
Las placas destinadas a juegos suelen incluir chipsets de "gama alta" (H87, Z87, Z97) para permitir SLI o Crossfire y PCIe 3.0, así como chip mejores para la conexión Ethernet (para tener menos "ping" en los juegos) o de control de periféricos, y códecs de audio mejores, entre otras características. El chipset habitual en la "gama baja" es el H81 y en la "gama media" el B85.

Intel Core i3, Core i5, Core i7
Actualmente los procesadores Intel que recomendamos se basan sobre todo en el socket LGA 1150, que veréis más referidos como Haswell, y que también es compatible con la próxima generación de procesadores Broadwell.

LGA 1150 (Haswell, Broadwell)
A continuación tenéis un resumen de las características más importantes de los chipsets de la LGA 1150. Los fabricantes añaden el chipset al nombre de la placa, por lo que es fácil saber lo que soportan a primera vista. SATA 3 y USB 3.0 son compatibles con SATA 2 y USB 2.0 respectivamente.
En este rango de precio el chipset H81 es el omnipresente, que es el barato pero con pocas características, sólo soporta PCIe 2.0, dos conexiones USB 3.0, ocho conexiones USB 2.0, dos conexiones SATA 3, y dos conexiones SATA 2. Algunas placas interesantes, a buen precio, son las siguientes. El precio, como en todos los componentes informáticos, puede fluctuar mucho de una semana a otra.
Las siguientes placa además cuentan con soporte para audio 7.1. Son opciones bastante completas dentro de las posibilidades del chipset H81.

60 a 80 dolares
Un rango de precio intermedio para crear un PC barato pero que nos sirva para cualquier uso. En este rango veremos el chipset B85, y las placas basadas en el H81 de más calidad/más conectividad.

Un par de opciones para barebones, aunque como siempre sólo tienen un par de ranuras para memoria y una PCIe para la gráfica.

Overclocking/Gaming

La siguiente placa se trata de una placa para gamers que obtendrán por el precio una solución de audio mejorada (Realtek ALC1150), mejor interfaz de red para una menor latencia en tus FPS, mejores conectores USB para aumentar la respuesta de los dispositivos conectados (teclados, ratones). No da demasiadas prestaciones para overclocking y conectividad debido al chipset que incluye (B85), y de ahí su precio más barato que otras que son para overclocking y gaming.

80 a 100 dolares.

En este rango podemos encontrar ya todos los chipsets avanzados, pero igual nos interesa mirar sobre todo los Q87, H87 y Z87, que tienen una mayor posibilidad de expansión. Es un rango que proporciona buena relación calidad/precio.

Gigabyte GA-H87-HD3 (ATX) por unos 83 euros. Tiene multitud de conexiones, sonido 7.1, seis conectores SATA, puertos 3xUSB 2.0 y 1xUSB 3.0 traseros
Asus H87-Pro (ATX) por unos 90 euros. Los componentes os quedarán bien distribuidos en la torre, cuenta con gran cantidad de conexiones, audio 7.1, incluso DisplayPort, conexiones USB 3.0 suficientes (4)... Además es una recomendada para crear un Hackintosh
Asus H87M-Plus (MicroATX) por unos 79 dolares.



Más de 100 dolares
En este rango de precio se encuentran placas base con buena relación de características/precio, pero que suelen contar con SLI o CrossFireX. El chipset Z87 es el más orientado a overclocking, pero también da máximas prestaciones. Cuanto mejor sean para overclocking, más caras van a ser.
Gigabyte GA-Q87M-D2H (MicroATX) por unos 124 euros, cuenta con soporte a CrossFireX.
Gigabyte GA-Z87-HD3 (ATX) por unos 92 euros.
Asus Z87M-Plus (MicroATX) por unos 107 euros.
MSI Z87-G43 Gaming (ATX) por unos 109 euros.
Gigabyte GZ-Z87-HD3 (ATX) por unos 117 euros.
Asrock Z87 Extreme 4 (ATX) por unos 119 euros, soporte SLI, CrossfireX.
Asrock Z87 Extreme 6 (ATX) por unos 148 euros, soporte SLI, CrossfireX.
Asrock Z87 Extreme 6/ac (ATX) por unos 158 euros. Esta placa incluye WiFi 802.11ac, soporte SLI, CrossfireX.
Asrock Z87 Extreme 9/ac (ATX) por unos 317 euros. Esta placa incluye WiFi 802.11ac, soporte SLI, CrossfireX.

Nuevos chipsets H97 y Z97
Intel presentó nuevos chipsets en abril de 2014 para el refresco de procesadores Haswell. Incluyen pocos cambios, pero dan soporte a nuevos estándares de conectividad y aumentan el número de USB, SATA, etc., soportados.
MSI Z97 Gaming 7 por unos 182 euros. Se trata de una estupenda placa para jugar,    con baja latencia en su tarjeta de red, estupendo sonido y grandes capacidades de      overclocking.
Gigabyte Z97X-SOC Force por unos 195 euros. Se trata de una para para aquellos    overclokers que quieran sacar el máximo partido de sus tarjetas gráficas y     
 procesadores, y permite 4 tarjetas en CrossFire o 2 en SLI. Tiene una buena cantidad  de botones para controlar el overclocking directamente desde la placa. Tiene además  el honor de contar con el récord mundial de overclocking de memoria, situado en    DDR3 a 4560MHz.e la pena invertir en estos chipsets bastante más caros.

Gaming

En este rango de precios las placas de gaming son realmente interesantes, pero sólo si vamos a realizar overclocking a nuestro equipo, aunque sea básico. De otra forma, como siempre, no merece la pena invertir en estos chipsets bastante más caros.
LGA 1155 (Sandy Bridge, Ivy Bridge)
Para este socket sólo recomendamos el Core i5-3570K (para overclocking, si no hay mejores opciones de Haswell), que le puede servir una placa base como la siguiente.

Intel Z77 OC Formula (ATX) por 175 euros (Core i5-3570K).

LGA 2011 (Overcloking)
Este socket usa el chipset X79 para procesadores destinados a entusiastas y overclockers. Las placas no son baratas tampoco. Se usan en procesadores como el Core i7 3930K, Core i7 4930K y el Core i7 4960X. Tomadlo como referencia de precios, y comprobad que os sirve para vuestro procesador (algunas veces necesitan una actualización de firmware)
MSI X79A-GD45 Plus por 167 euros.
Gigabyte GA-X79-UP4 por 190 euros.
-Asus P9X79 por unos 209 euros. Soporta SLI, CrossFireX, 64GB de RAM, overclocking, un poco básica en el apartado de conexiones.
Asus Sabertooth X79 por unos 289 euros.
  • Asus P9X79 WS por unos 305 euros. Soporta doble/triple SLI, CrossfireX, Quad CrossFireX, overclocking (memoria hasta 2400 MHz), 64GB de RAM y más.

AMD

Socket FM2

El procesador Athlon X4 750K requiere una placa para este socket. A continuación

Socket FM2+

Placas para APUs (como los AMD A10) y procesadores Athlon:
  • MSI A88X-E35 (Micro ATX) por unos 48 euros. Es una placa barata, eficientes y que proporciona todo lo que necesitaremos para hacer funcionar los procesadores de la serie Athlon y serie A (como los AMD A10). Buena cantidad de USB 3.0, conectores básicos de audio, ethernet, salida HDMI, VGA y DVI, 6 conectores SATA, y un PCIe 3.0. Poco más se puede pedir por este precio.
  • Gigabyte GA-F2A88XM-D3H Micro ATX por unos 56 euros. Una buena opción para combinar con APUs de AMD, como el A10-6800K ahora que está a muy buen precio.

Socket AM3+

Este socket es el utilizado por las series 6xxx a 8xxx de procesadores AMD. Tienen una buena relación calidad/precio, como todos los productos de AMD, y se diferencian en los tipos de conexiones que incluyen, audio, slots PCI, tipo de PCIe para gráficas, etc.

Menos de 50 euros

Lo interesante de AMD es poder montarnos un PC potente y barato, y para eso este rango de precio de placas base de AMD es el ideal.

Entre 50 y 90 euros

Más de 90 euros

Las placas de esta gama son las mejores en cuanto a características, para overclock y una larga vida útil.
  • ASUS M5A99X EVO R2.0 (ATX) por unos 117 euros.
  • Asus SAbertooth 990FX R2.0 (ATX) por unos 145 euros. Placa muy buena y completa para overclocking, soporta 32GB de RAM de hasta 1866 MHz, múltiples puertos 4xUSB 3.0 y 8x2.0, Sata 3, audio 7.1, CrossFireX o SLI, 5 ranuras PCI express (soporta PCIe 3.0)...

Cosas a tener en cuenta para elegir una placa base

El chipset de las placas simplemente determina el tipo de procesador que acepta la placa, cuántos puertos USB puede soportar, cuánta memoria RAM puede conectarse, o las conexiones de tarjeta gráfica que soporta. A la hora de elegir una placa base tendremos que pensar en qué queremos conectarle de RAM, discos duros, SSD, tipo y número de tarjetas gráficas que queremos conectar, etc., y luego elegir una que se amolde a nuestro presupuesto. No hay diferencia de calidad entre una placa base "cara" (por encima de los 90 euros, que no sea de overclocking) y otra barata (una de 40 euros), sólo de conexiones y posibilidades de expansión. En el caso de que queráis una placa para overclocking, sí que hay que tener más cuidado a la hora de realizar la elección.
Claro que hay excepciones y puede salir alguna mala a algún fabricante, pero no suele ser habitual. Para este artículo de placas base vamos a proporcionaros varias compras que creemos interesantes según el socket del procesador, que será el primer filtro que os interese establecer a la hora de comprar una placa base, y basándonos en nuestras recomendaciones de mejores procesadores del momento.
Algunas recomendaciones antes de elegir la placa que queréis. Pueden parecer básicas a alguien que sepa de ordenadores, pero hay mucha gente que busca un poco de guía y consejo puesto que no saben nada de PCs, y les puede resultar interesantes.
  • Gastarse más de unos 70 u 80 euros en una placa base muchas veces es tirar el dinero, salvo que realmente necesitéis las opciones de expansión que os ofrecen, o tengáis el dinero para gastaros.
  • Dad por sentado que si cambiáis el procesador vais a tener que cambiar de placa base.
  • ¿PCIe 2.0 ó 3.0? Si queréis cambiar de tarjeta gráfica en los próximos años, la diferencia entre PCIe 2.0 y 3.0 actualmente sólo se nota, y de forma extraordinariamente leve, en las tarjetas que cuestan más de 400 euros. La diferencia de rendimiento es de menos del 5% en esas tarjetas de gama alta o entusiasta, y eso siendo generosos y sólo si estamos jugando en alta resolución (2560x1440 o superior). Puesto que parece que tendremos PCIe 2.0 para unos años más, seguramente no os interese un chipset que soporte PCIe 3.0 ahora mismo si queréis ahorrar en la placa base. Durante los próximos dos a cuatro años (prefiero ser conservador) podréis actualizar vuestra gráfica en una placa base PCIe 2.0 por una de gama media y seguir obteniendo el máximo de su rendimiento. Si no estáis seguros del futuro de vuestro PC, siempre podéis optar por una con PCIe 3.0 para evitar cambios de CPU y placa dentro de unos años.
  • El consumo de las placas es en la mayoría de los casos inferior a los 10W, dependiendo de fabricante y socket. Por ejemplo, el LGA 1150 (procesadores Haswell de Intel) es de unos 4W.
  • ATX, Micro ATX, Mini ITX: el factor de forma de la placa va a determinar en gran medida también su precio. Por ejemplo, ATX suelen ser las placas más grandes, con mayor posibilidades de expansión, pero más cara y en muchos casos no los vamos a necesitar. Micro ATX suele ser el tamaño recomendado para la mayoría de los usuarios, y Mini-ITX suele estar destinada a barebones o centros multimedia. En mi caso tengo una Micro ATX por que llevo años sin usar una tarjeta PCI, y me proporcionan todo lo que necesito en su reducido tamaño. Y eso que me ahorré al comprarla
    .